Economía

El futuro del trabajo: “Bienvenidos al club de la Pelea”. Por Jeanpier Anaya

24 de octubre 2016.

jeanpier

El futuro del trabajo: “Bienvenidos al club de la Pelea”

“Tú no eres tu trabajo. No eres cuánto dinero tienes en el banco. No eres el auto que conduces. No eres el contenido de tu billetera. No eres tus pantalones.”  Con esta y otras frases, Tyler Durden, el alter ego del protagonista de “El Club de la Pelea” convence al personaje interpretado por Edward Norton de que abandone la vida de analista de riesgos para incorporarse al “Proyecto Mayhem” y enfrentar las instituciones financieras que someten a la humanidad.

elclubdelapelea

La economía del futuro parece estar encaminada por grandes monopolios financieros y menos trabajadores, que a diferencia de lo que piensa nuestra generación, deberán tener más habilidades, en lugar de especializarse en campos limitados. En las próximas décadas, veremos la destrucción de lo que durante el siglo XX se conoció como la clase media, y la gran mayoría de los profesionales universitarios tendrán que reinventarse continuamente para evitar la exclusión económica. En ese escenario, es muy probable que las reglas del “Club de la Pelea” terminen siendo las leyes del mercado laboral.

La primera regla del club de la pelea es “Nadie habla del club de la pelea”.

El desarrollo de nuevas tecnologías de la información ha sido revestido con un aura de glamour, al vendernos que todo es posible y es eso que es bastante cierto, hoy podemos resolver problemas que no éramos capaces de siquiera identificar que hace treinta años. Sin embargo poco se ha expuesto acerca del impacto que esto tendría en el mercado laboral, el funcionamiento de la economía y el siglo y medio de conquistas de derechos laborales que nos preceden.

La industrialización de entre finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX que destruyó el trabajo en los campos creó nuevas áreas de la economía en las ciudades: la industria automotriz, la aeronáutica, la construcción moderna, los sistema sanitarios, exigían cada vez más formación y la educación se convirtió en un motor de movilidad social. El aumento de las capacidades tecnológicas que observamos en la actualidad no vendrá de la mano del aumento de la prosperidad general.

La segunda regla del Club de la Pelea es: “NADIE habla sobre el Club de la Pelea”

Para quienes crecimos en economías en desarrollo, la informalidad laboral ha sido percibida como una problema de la economía y el grado de “formalización laboral” es visto como un indicador de desarrollo. Salir de la informalidad es considerado un ascenso en la escala social.

En los países desarrollados hoy se observa un incremento del trabajo informal. En Europa y Estados Unidos al trabajador informal se le denomina “freelancer”  o “trabajador autónomo” A medida que esta tendencia se ha ido incrementando, la noción de trabajador que hace vida en un empresa va siendo cada vez más un recuerdo de la generación anterior y menos una opción para las generaciones del futuro. Se impulsa el “emprendimiento” y la creación de “startups” como una solución económica aunque  esta aumenta la incertidumbre sobre el futuro.

La tercera regla es: La pelea termina cuando uno de los contendientes grita “alto”, pierde la vertical o hace una señal

La estadística muestra que la vida de las “startups” como negocios independientes es muy corta y terminan engrosando los activos de los monopolios. Quienes han emprendido en el área de cervezas artesanales, fabricación de jabones finos y todo un mercado del “hecho a mano”  con altos costos colocando estos productos lejos del alcance de la mayoría y fuera de la competencia impuesta por los grandes complejos industriales que producen millones de mercancías para un mercado planetario.

La cuarta: “Solo dos personas por pelea”

Recordemos la compra de Instragram y mas adelante Whatsapp por parte de Facebook o la compra de Youtube por parte de Google. ¿Cuantas redes sociales aparecieron entre 2005 y 2010? ¿cuantas sobreviven en 2016?. Recientemente, Bayer compró Monsanto estableciendo un monopolio de la industria química. De la fusión Ambev y SabMiller ha nacido el primer gran monopolio de cerveza, un producto que hasta hace 20 años se consideraba exclusivo de marcas locales. Menos empresas, mayor cuota de mercado.

La quinta: “Solo una pelea a la vez”

Hoy en día es posible para un conjunto de máquinas, tener acceso instantáneo a todo el conocimiento médico  generado por la humanidad y a partir de esta información es posible para una máquina, analizar los datos de un paciente en particular, diagnosticar su condición y recomendar el tratamiento adecuado. Google, por ejemplo, permite buscar cualquier información en cuestión de segundos, el mejor bibliotecario, incluso usando un archivo digital, tarda algunos minutos en encontrar libros en una biblioteca pero no podrá decirnos cuantas veces aparece la palabra “oro” en Cien Años de Soledad (71 veces, por si tienes curiosidad) . Los cajeros automáticos han relevado a los cajeros de banco, los sitios web especializados han dejado sin trabajo a los agentes de viajes, pronto será el turno de profesionales como médicos o abogados.

Sexta: “Se pelea sin camisa y sin zapatos”

El futuro es de menos empresas más pequeñas con una cada vez mayor cuota del mercado. En la mayoría de los países se requiere de un numero mínimo de empleados para la conformación de un sindicato o para recibir beneficios de seguridad social, la nueva arquitectura económica limitará la posibilidad de la organización gremial y el creciente ejercito de desempleados, cada día con mayores exigencias formativas, creará una presión sobre el trabajador quien sabe que será fácilmente reemplazado, tal vez por una máquina.

Séptima: “Cada pelea dura lo que tiene que durar”

No podemos estar seguros de como serán los empleos del futuro, pero no cabe duda que la eficiencia de las máquinas exigirá de los trabajadores el desarrollo de sus capacidades al límite y un conjunto de habilidades nuevas, que resulten únicas y útiles, estas características van a depender mucho del entorno, por lo que el empleado deberá estar cambiando constantemente de patrón o bien trabajando como “autónomo” relacionandose con  “clientes”.

Y la octava y ultima regla es: “Si esta es tu primera noche en El Club de la Pelea… entonces.. TIENES que pelear”

El sistema educativo tradicional imparte una serie de conocimientos, que si bien resultan útiles, carecen del pegamento de la experiencia que convierte ese conjunto de saberes en herramientas. Los nuevos egresados del sistema educativo (fuera cual sea la forma que  tome), tendrán que buscar su entrada en la selva laboral, compitiendo con profesionales de larga data que debe migrar constantemente, muchos de ellos con habilidades adquiridas exclusivamente fuera de las aulas.

“Empieza a luchar. Demuestra que estas vivo. Si no reivindicas tu humanidad te convertirás en una estadística. Estas avisado”

La confianza en seres humanos es un aspecto difícil de superar por alguna solución tecnológica, y siempre vamos a preferir un médico humano a una máquina pero  las nuevas tecnologías permitirán que un solo doctor pueda monitorear desde una pequeña instalación la salud de cientos de miles de personas, sin importar que se encuentren en diferentes países evitando visitas al hospital y determinando el nivel de riesgo particular que definirá la prima a pagar por un seguro, información que también podrá ser usada por los bancos para determinar nuestra capacidad crediticia a largo plazo, determinando, por ejemplo, la capacidad de comprar una vivienda. La historia contada en este párrafo, ya incluye la eliminación de varias categorías de empleo.

Una de las habilidades que serán imposibles de imitar por las máquinas son las relaciones interpersonales, el encuentro cara a cara y el contacto físico. No hay forma de que una máquina reproduzca tal cosa. Independientemente de como tengamos que ganarnos la vida, El futuro del trabajo poco tendrá que ver con cuanto aportemos a la productividad de una empresa, puesto que el trabajo humano será cada día más prescindible. El trabajo del futuro  será encontrar eso único que nos hace humanos.

Resultado de imagen para el club de la pelea

jeanpieranaya

Jeanpier Anaya

Internacionalista Egresado UCV.
COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: