Mundo

FARC-EP y Gobierno de Colombia firman la paz tras 52 años de guerra

27 de septiembre 2016.

El discurso de

El 26 de septiembre de 2016 pasó a la historia de Colombia por ser la fecha en que, oficialmente, se puso fin a una guerra interna de 52 años. El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han firmado este lunes el Acuerdo final de Paz.

“Que nadie dude que vamos hacia la política sin armas. Vamos a desarmar los corazones. El pueblo deberá convertirse en el principal garante de lo pactado. Nosotros vamos a cumplir y esperamos que el Gobierno cumpla”, afirmó el líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’.

Timochenko Agradeció labor de Hugo Chávez

Timochenko, destacó este lunes, cuando se firma el Acuerdo Final por la paz en Colombia, los esfuerzos y las contribuciones aportadas por el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, en función de concretar la paz en la nación neogranadina. “Sin su trabajo paciente no hubiera tenido comienzo” las acciones por poner fin a 52 años de conflicto en Colombia, destacó Timochenko, quien además extendió su agradecimiento al Presidente Nicolás Maduro, a quien consideró como el continuador de los esfuerzo del líder socialista. Asimismo, agradeció a Cuba y a Noruega el apoyo decidido en este proceso.

El líder de las FARC también ha anunciado el fin de la guerra y ha hecho un gesto histórico tras pedir perdón a todas las víctimas: “En nombre de las FARC pido perdón por todo el dolor que pudimos haber causado”. “La tierra entera debería ser declarada territorio de paz para que todos las mujeres y los hombres podamos llamarnos y tratarnos como somos, como hermanos”, añadió Londoño. El auditorio rompió en un cerrado aplauso y todos se pusieron de pie. El hecho curioso se dio justo al final de su intervención: tres aviones Kafir irrumpieron sobre el cielo y Londoño no pudo ocultar su sorpresa. Pero le salió al paso al imprevisto: “Por fortuna esta vez vienen a saludar la paz y no a soltar bombas”,

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien estuvo presente durante la firma del acuerdo de paz, por su parte, ha agradecido a los países garantes y observadores por mostrar su contribución al posconflicto.”Ustedes están invitando a los colombianos a que pasen la página para un futuro en paz. Los colombianos están enviando una luz brillante de esperanza que ilumina a todo el mundo. ¡Viva Colombia en paz!”, manifestó.

Foto: Felipe Caicedo. Reuters

Anunciado el pasado 24 de agosto, el proceso culminará el próximo 2 de octubre. El texto del acuerdo original pasó por el Congreso colombiano, que lo ratificó, al igual que dio curso a la realización de un plebiscito el próximo domingo donde la población decidirá si acepta o no las condiciones de la paz.

El Presidente Juan Manuel Santos señaló que la paz es la mejor noticia para un mundo hoy convulsionado por la guerra, los conflictos, la intolerancia y el terrorismo. Sus palabras tuvieron como eje a las víctimas y el agradecimiento a todos quienes apoyaron el proceso de La Habana. Y hubo espacio para el nobel Gabriel García Márquez: “Gabo, el gran ausente en este día, que fue artífice en la sombra de muchos intentos y procesos de paz, no alcanzó a estar acá para vivir este momento, en su Cartagena querida, donde reposan sus cenizas. Pero debe estar feliz, viendo volar sus mariposas amarillas en la Colombia que él soñó, nuestra Colombia que alcanza –por fin–, como él dijo (…), una segunda oportunidad sobre la tierra”.

“Hoy los invito a todos –a los jóvenes y los adultos, en los campos y en las ciudades, a los escépticos y a los entusiastas, a todos– a que abramos los brazos, los ojos, las mentes, y demos la bienvenida al nuevo día. Abramos nuestros corazones al nuevo amanecer, al sol brillante y lleno de posibilidades que se asoma en el cielo de Colombia. El amanecer de la paz”, concluyó con los ojos aguados el mandatario, repitiendo la estrofa del himno que dice “cesó la horrible noche”. En su discurso, le hizo también un homenaje a las Fuerzas Armadas, que toda la comandancia de las Farc aplaudió de pie. Al final hubo estrechones de mano y hasta peticiones de fotos y autógrafos a los jefes guerrilleros.

Por su parte, las FARC realizaron su última conferencia como organización guerrillera y aprobaron por unanimidad la firma de la paz. Si el acuerdo entra en vigor el grupo insurgente se convertirá en un partido político legal en 2017. Este plazo está dado porque el acuerdo supone un alto al fuego definitivo y un cronograma para la entrega total de las armas, en 180 días, a las Naciones Unidas.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien estuvo presente durante la firma del acuerdo de paz, por su parte, ha agradecido a los países garantes y observadores por mostrar su contribución al posconflicto.

“Ustedes están invitando a los colombianos a que pasen la página para un futuro en paz. Los colombianos están enviando una luz brillante de esperanza que ilumina a todo el mundo. ¡Viva Colombia en paz!”, manifestó.

El acto

La jornada, que transcurre en Cartagena de Indias, comenzó con un homenaje del presidente Santos a las Fuerzas Armadas. Posteriormente el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, ofició una misa por la reconciliación del pueblo colombiano.

Finalmente, por la tarde se realizó la firma oficial del acuerdo de paz donde participaron distintos jefes de Estado y representantes de organismos internacionales, todos vestidos de blanco (el color de la paz). Entre ellos se cuentan los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; Bolivia, Evo Morales; Cuba, Raúl Castro; Chile, Michelle Bachelet; Ecuador, Rafael Correa; México, Enrique Peña Nieto; Paraguay, Horacio Cartes; y Venezuela, Nicolás Maduro.

John VizcainoReuters

Además del secretario general de la (ONU), Ban Ki-moon, en la ceremonia estuvieron presentes su predecesor Kofi Annan; el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro; y los presidentes del Banco Mundial, Jim Yong Kim; del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

Breve historia del proceso de paz

De manera secreta los diálogos entre el Gobierno de Colombia y las FARC comenzaron en noviembre de 2011. Para octubre de 2012 las negociaciones se habían llevado a Oslo, Noruega y, finalmente, en noviembre del mismo año, se formalizó la que fue la sede definitiva: La Habana, Cuba, con la isla y Noruega como garantes del proceso y Venezuela y Chile como acompañantes y observadores.

Durante 2013 ambas partes anunciaron un acuerdo parcial sobre Política de Desarrollo Agrario Integral. Sin embargo en 2014 las negociaciones son interrumpidas por el Gobierno debido al secuestro del general del Ejército, Rubén Darío Álzate, que fue liberado al poco tiempo dando reinicio al diálogo. A pesar del cese al fuego, durante 2015 el Ejército colombiano realizó varios ataques a la guerrilla. A mediados de año, esta última decretó un cese unilateral de los ataques como gesto de buena voluntad.

Finalmente, a comienzos de 2016 se anunció que se habían alcanzado consensos en todos los puntos y que el acuerdo de paz sería concretado.

Génesis Zambrano /Santiago Mayor. RT/ El Espectador / Telesur/ El Tiempo.

 

Guardar

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: