Mundo

Falta de democracia destruye partido de Albert Rivera.

Por Jean Valjean

Mientras el líder de Ciudadanos, partido que apenas logró el 13,9 % de los votos en las pasadas elecciones españolas y que no tiene una cantidad de diputados suficientes para al menos influir en la formación de gobierno se encuentra en Venezuela abogando por el Referendo revocatorio contra el Presidente Nicolás Maduro,  la minúscula agrupación que preside se despedaza luego de recibir acusaciones de “falta de democracia interna” en la elección de los candidatos a diputados en La Coruña, Comunidad Autónoma de Galicia.

La crisis se origina cuando la directiva nacional del partido decide desistir de la candidatura de Antonio Rodríguez, único diputado electo por esta organización en la Comunidad de Galicia, contraviniendo la normativa interna del partido quien establece que los cabeza de lista se eligen por primarias, Rodriguez no sólo desistió de su candidatura, si no que ademas renunció a la militancia acusando “falta de coherencia” en la tolda.

También se sumaron a la ola de renuncias: Patricia Pertierra Castaño, coordinadora y portavoz de la agrupación política en La Coruña; José Manuel Macho Gómez, secretario-tesorero; Víctor Pedreira Romar, responsable de comunicación; José María Pérez Fafián, responsable de política municipal; y Alejandro Almau Taboada, responsable de ciudadanía y relaciones con asociaciones y entidades todos de la sección local de la organización junto a 150 afiliados, de los apenas 1000 afiliados en Galicia. En las elecciones Generales de 2015, Ciudadanos obtuvo menos del 10% de los votos gallegos, logrando una sola curul.

Una semana, atrás y luego de la decisión de relevar la candidatura del único diputado electo por Ciudadanos-Galicia al Congreso de los Diputados y la negativa del liderazgo nacional a realizar elecciones primarias la dirigencia local reclamó la presencia del líder del partido, llamado  que Rivera ignoró por viajar a Venezuela, donde parece centrar su campaña electoral.

Pero Galicia no es el único escollo al que se enfrenta la agrupación de ultraderecha, en la Comunidad de Castilla-La Mancha, Ciudadanos ha tenido que cambiar a la directiva, luego de un hola de renuncias por parte de ediles y lideres partidistas, todo es cuando falta apenas un mes para la celebración de elecciones generales, en una movida que parece más bien diseñada para beneficiar al Partido Popular.

Ciudadanos tambien ha sido acusado previamente de falyta de consistencia en sus planteamientos, pues mientras aboga por el referendo, figura consagrada en la constitución venezolana se opone rotundamente a la realización del referendurun estatutario de Cataluña, su región de origen.

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: