Mundo

22 mil dólares pagaron por asesinar a Berta Cáceres

Telesur / El Heraldo.

Cada uno de los implicados en el asesinado de Berta Cáceres habría recibido 2 mil 200 dólares.

Uno de los presuntos implicados en la muerte de la líder indígena hondureña Berta Cáceres confesó este lunes que le pagaron al menos 22 mil dólares por asesinar a la coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh).

La fuente que no quiso ser identificada reveló que uno de los militares detenidos por el asesinato de Cáceres dijo haber participado en el crimen y que recibió cerca de 22 mil dólares por planificar la muerte la líder indígena. De acuerdo con la nota de prensa divulgada por el diario El Heraldo, el sospechoso cuya identidad no fue revelada, confesó que cada uno de los sicarios recibió 2 mil 200 dólares para acabar con la vida de la ambientalista.

Los acusados por el Ministerio Público por el homicidio de Cáceres y la tentativa de asesinato contra el activista mexicano Gustavo Castro son Douglas Bustillo, Mariano Díaz Chávez, un mayor del Ejército hondureño; Edilson Duarte, capitán retirado; y Sergio Rodríguez, ejecutivo de la empresa Agua Zarca que promueve un proyecto hidroeléctrico en el occidente de Honduras al que se oponía la líder social.

El esfuerzo de Cáceres contra la construcción de una represa hidroeléctrica que amenazaba con desplazar a cientos de indígenas de Honduras y la organización de grupos contra la extracción de recursos naturales, la convirtió en una amenaza para los intereses de las transnacionales y sectores capitalistas.

Momento en el que ingresa a una de las salas de los juzgados Sergio Rodríguez, uno de los cuatro acusados.Foto:El Heraldo

Momento en el que ingresa a una de las salas de los juzgados Sergio Rodríguez, uno de los cuatro acusados.Foto:El Heraldo

Los Imputados:

Sergio Ramón Rodríguez Orellana, gerente social, ambiental de la empresa Desarrollos Energéticos S. A. (DESA).

Douglas Geovanny Bustillo, teniente retirado de las Fuerzas Armadas de Honduras, quien se desempeñó como subjefe de seguridad de la misma empresa.

Mariano Díaz Chávez, mayor de las Fuerzas Armadas, quien en la actualidad se desempeñaba como instructor de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y miembro de las Fuerzas Especiales.

El cuarto encausado es Edilson Atilio Duarte Meza, contratado supuestamente como sicario.

A todos ellos se les dio captura el pasado lunes cuando la ATIC puso en marcha la Operación Jaguar, con operativos paralelos en Tegucigalpa, La Ceiba y Trujillo.

Dos de ellos, Rodríguez y Edilson Duarte guardan prisión en la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, mientras uno de los militares está retenido en el Segundo Batallón Táctico Especial en el valle de Támara y el otro en el Primer Batallón de Infantería. La familia de Cáceres solicitó que los militares sean también enviados a la Penitenciaría.

 

 

Escuchas

Las escuchas telefónicas fueron clave para dar con el paradero de los involucrados en el crimen. Uno de los abogados que participó como observador en el caso dijo que en las escuchas se corroboró la participación de los acusados. Detalló que ellos dialogaron sobre el hecho cometido y sobre el monto acordado para dar muerte a la lideresa indígena. Confirmó además que ellos utilizaban lenguaje en clave que fue descifrado por las autoridades de investigación.

El diario hondureño El Heraldo reveló que luego del análisis de los escenarios en los que se desarrollaba Cáceres, las autoridades identificaron a un grupo de al menos siete personas para las que se ordenó la intervención telefónica. Además se informó que entre las personas investigadas hay un vicealcalde, un diputado y empresarios. Días atrás, el director de la ATIC, Ricardo Castro, dijo que las indagaciones en este caso continuaban abiertas y al consultarle sobre si faltaban capturas, dijo que habían más de dos. Para ese momento solo se habían capturado a cuatro de los cinco encausados.

Castro mencionó que entre ellos estaba la persona que había disparado contra Cáceres y el resto eran autores intelectuales. De acuerdo a lo informado por el diario hondureño El Heraldo, fue Sergio Rodríguez quien contrató los servicios del mayor Mariano Díaz para que este elaborara el plan de inteligencia. Díaz fue contactado por el exteniente Douglas Bustillo, quien habría contratado al supuesto sicario Edilson Duarte

 

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: