Curiosidades

Whatawaist Una Peligrosa Moda

Cambiar La Forma De Verse

Una peligrosa moda se impone, usuarias de Whatawaist, corsets  o fajas moldeadoras se atreven a documentar sus “progresos” a través de las redes sociales, para alcanzar determinados cánones de la belleza, a pesar de los riesgos para la salud

Eleonor Sánchez Arrechedera

En el servicio de microblogging o popular red social denominada twitter, se generan millones de mensajes cada día en esta sms de internet se pueden leer en 140 caracteres y/o ver las cosas inverosímiles que una pueda imaginar, pero esta charla no va sobre tecnología, sino del tema de un par de etiquetas que llaman poderosamente la atención, porque alentando a seguir una moda incita a atentar contra la salud.

Al parecer, # Whatawaist o fajas moldeadoras, en español, consiste en la modificación corporal extrema mediante el uso de corsets, para moldear y disminuir el diámetro de la cintura, esta moda se acentúa más, desde que se considera parte de los secretos de belleza de la hermanas kardashian (empresarias y celebridades televisivas norteamericanas).

El corset efectivamente puede moldear la figura, lo que puede ocurrir mientras se lleva puesto o, de manera permanente si se lleva puesto continuamente durante todo el día, se sabe que los primeros, fueron usado por las antiguas civilizaciones de Micenas y Creta, mientras que en la cultura occidental aparecen en el siglo XVI, la idea era que las damas de la nobleza exhibieran un torso cónico y estilizado, pero sobre todo rígido pues, estos primero corset eran totalmente de metal y limitaban la movilidad.

Un siglo más tarde comienzan a realizarse en tela y la rigidez la alcanzan con varillas de metal o de huesos, para estrechar la cintura, alza el busto y destacar la cadera que ocasiones se hacía con rollos de algodón, tela o, con armadores de metal o tela en los vestidos, en esta época se populariza entre las mujeres de familias adineradas de todas las edades a partir de la pubertad.

Tras la revolución francesa, este invento, considerado un opresor de la mujer cae en desuso. No obstante, se ha impuesto o replegado una y otra vez, según el modelado que requiera la moda en cada época. Los corsés suelen ser escogidos en una talla habitualmente entre 10 y 15 cm por debajo de la medida real de la cintura y llevado todos los días por al menos 22 horas diarias, para conseguir el moldeado “ideal”.

Usuarias de la red social twitter, describen sus técnicas y avances con el uso de los corset, estimulando a otras usuarias a ceñirse a esta moda, que puede provocar  serios daños a la salud como: alteración de funciones digestivas, obstrucción del flujo sanguíneo, problemas respiratorios, deformación torácica (porque el uso continuado realmente desplazan las costillas) y atrofia muscular que puede causar daños en la columna.

Resulta Increíble que a pesar de los riesgos a la salud, cada día más mujeres decidan someterse a este modo de tortura, a la esclavitud de cambiantes e irreales estereotipos (la mayoría son resultados de numerosos retoques fotográficos), y que deliberadamente o no, lo medios de comunicación favorecen la colocación en ellas, del grillete mental de las industrias fabricantes de “bellezas”.

 

COMENTARIOS EL JOJOTO
Al inicio
A %d blogueros les gusta esto: